#Puerto Madero derrocha perfume de mujer. Tras la disposición Nº 49.668, dictada por el ex Concejo Deliberante porteño en el año 1995, sus calles recuerdan  las grandes e incansables luchadoras que cambiaron los destinos de Latinoamérica.  

Desde sus entrañas ribereñas, los nombres de distintas heroínas de nuestra historia honran el espíritu de lucha y el compromiso social femenino. El barrio más joven de nuestra ciudad no sólo eterniza la valentía de quienes desafiaron los prejuicios de su época, sino también celebra su aniversario el 8 de Marzo, el Día Internacional de la Mujer.  

En medio de su arquitectura moderna y su nostalgia portuaria, las huellas de 27 mujeres audaces se inmortalizan en sus arterias de asfalto. La maestra y pedagoga Olga Cossettini , la escritora y periodista Juana Manso, la médica y política Alicia Moreau de Justo, la patriota del Alto Perú Juana Azurduy y Azucena Villaflor, una de las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo, son algunas de las maravillosas  guerreras que guían el camino de los visitantes urbanos.  

Totalmente alejado  de  aspiraciones viriles y  legados patriarcales, Puerto Madero reivindica airosamente la presencia femenina urbana.
En medio de 2208 calles porteñas bautizadas con nombres de personas, sólo 92 portan una denominación de mujer.
Es decir, un tìmido  4% representa el universo femenil.
 
 
 
Sin dudas, ellas ya tienen su territorio privilegiado en los confines metropolitanos y, seguramente, serán muchos más con el paso del tiempo. Sin embargo, los que  más importan y los que nunca debemos olvidar, son aquellos espacios de entrega y conquista cotidianos, aquellos  lugares donde ellas verdaderamente reinan cada día.