#BarrioSanNicolás, una calle empedrada, índice de la época en que se fundó, acompaña a la historia impregnada en sus paredes. Un edificio que ha atravesado  crisis y el caos real de la vida. Si bien no respira ni le corre sangre por dentro, su interior palpita.

#1859 año en el que Sarmiento proyectó junto con el arquitecto Barabino un emblema de la educación: La Escuela Modelo de la Catedral Norte. Tal edificio, el primero creado con fines exclusivamente educativos, cargó desde aquellos años en su cuerpo de cemento, las ideologías sociales, culturales y políticas de su creador que, acertadas o no, han dejado su impronta hasta nuestros días. Su arquitectura original de estilo Europeo, colonial . Su genealogía clasista y académica  marcaba los niveles de jerarquía entre maestros, alumnos, personal de servicio y más. La construcción de diversos accesos de entrada, la variación de tamaño y ubicación estratégica de las salas y salones; la elección de pupitres individuales, las tarimas para los escritorios de los profesores, y sumado a ello la fachada rígida de la Escuela, materializaba la ideología que se pretendía transmitir. La obra misma ponía en evidencia las formas de enseñar y los contenidos de esa enseñanza. Propulsando al mismo tiempo y, acertadamente, el empeño de su fundador en levantar desde la nada, los ladrillos de la Escuela Primaria, y  fomentar una educación GRATUITA, OBLIGATORIA y de calidad que se reflejaría luego,  en la Ley 1420.

#1927 se rompe con este estructuralismo, demoliendo y modificando parte del interior y exterior del edificio. Manteniendo su estilo edilicio, pero cambiando su carácter, para  convertirse hoy,en la Escuela N° 4 de 1 de Catedral al Norte José M. Estrada,  intensificada en artes.

#Re-Conquista, es el nombre de la calle de entrada. Y como sociedad deberíamos grabar esta palabra, prestarle atención. Fundamentalmente nuestros políticos, encargados de abogar por  la Educación del país. Hacer honor a ella. RE-CONQUISTAR la educación que supo ser sagrada, valorada y respetada en tiempos pasados. Lograr que la Educación vuelva a RE-CONQUISTAR a los jóvenes. Que regrese, como olas del mar, el estímulo y las ganas de estudiar. Qué nuestros niños vuelvan a “aprender” en el colegio. Qué la Escuela vuelva a ser una etapa productiva en nuestro saber. Quizás haya que volver a empezar y arrancar desde la raíz. Adecuar y redefinir  modelos y programas educativos conformes al avance tecnológico, comunicacional y social de estos tiempos que incentiven a los jóvenes a construir su porvenir. Para ello, hay que garantizar primero, un país con futuro. He aquí nuestro compromiso.