“Aspirad, pues, a desarrollar, en lo posible, no un solo aspecto, 

sino la plenitud de vuestro ser.”

 

Leopoldo Lugones