En la actualidad el stress y la ansiedad son protagonistas de nuestras vidas haciendo que muchas veces las decisiones que tomamos en cuanto a la alimentación diaria se contrapongan a los hábitos alimentarios saludables que queremos alcanzar. Es por eso que el nutricionista Diego Sívori, sacó un nuevo libro acerca de ello: “Nutrición fácil en tiempos difíciles”; en el que propone estrategias y brinda información fácil y práctica para poder acomodar tu alimentación en tiempos de estrés.

Así es que encontrarás, por ejemplo, la importancia de organizar nuestra alimentación para evitar entre otras cosas en caer en la cerienda. ¿Qué es esto? Se refiere a consumir la mayor parte de la energía del día a partir de las 18 hs aproximadamente. ¿Por qué ocurre esto? Muchas veces la falta de planificación hace que salgamos de casa sin desayunar e incluso estemos hasta la tarde con una ingesta bajita de energía. Esto se traduce en llegar a casa y que comience la cerienda. En este momento del día el hambre combate nuestra voluntad y nuestro cuerpo pide energía en forma de hidratos y grasas. Mientras cocinamos vamos picoteando; tomando un café con leche con dos fetas de fiambre, y para finalizar el día realizamos una gran cena. Nos vamos a dormir llenos de combustible y eso hace que al otro día nos levantemos con las reservas llenas de energía lo que no contribuye a desayunar. Este círculo hace que se consuma en exceso hidratos y grasas tal como lo indican los patrones de consumo de Argentina. Este tipo de alimentación no colabora con un balance de energía que permita mantener un peso saludable. Para revertir esta situación es importante planificar y organizarse para que el hambre no mate a la voluntad de comer saludable; la cual muchas veces es débil. 

La buena alimentación no es una misión imposible y puede adaptarse a cada modo de vida, respetando y acompañando tus rutinas. La clave está en organizarse y que tu plan de alimentación se adecue siempre a vos.

El libro,  cuenta a su vez, con recetas prácticas y rápidas acordes a los tiempos en los que vivimos. Sugiere opciones ricas y tentadoras para que alimentarse saludable no implique comer sin sabor. Propone  formas de organizarse con las comidas para no privarnos de lo que nos gusta y gratifica.

A demás,  el libro nos cuenta como fue cambiando la forma de alimentación desde tiempos remotos así es que analiza cómo estamos comiendo hoy, y como  repercute en las cifras que van en aumento de obesidad y demás enfermedades crónicas.

Se hace un repaso de las cuatro comidas principales con estrategias de cómo combinar los alimentos, recetas fáciles y novedosas. Qué cenar tenido en cuenta qué se almorzó. Se esclarecen creencias y mitos que rondan en qué comer y en qué momento del día hacerlo. Como realizar ensaladas evitando caer en excesos y opciones de aderezos caseros, rápidos y saludables.

A su vez indica técnicas para comer lento y sobrellevar el stress que influye en las malas decisiones. Cómo cuidarse en las reuniones sociales, pregunta frecuente a la hora de la consulta nutricional, es otra de las respuestas que este libro nos trae.

Este libro puede ser de gran ayuda para finalizar el año y replantearnos nuevas metas y estrategias para lograr una alimentación saludable.

Un gran libro para que te lo comas con calma!