Qué es un rostro. Me animaría a decir que un territorio lleno de preguntas, luchas, deseos, marcado por desacuerdos propios y con otros, un espacio de conquista que supone trabajo, renuncias, esperanzas y caídas. Un rostro es esa parte del cuerpo que sólo es posible con otros, porque ver-verse no es sino con otros, en espejo, reflejados y dando reflejos. El rostro es esa geografía personal que puedo crear, recorrer, extender. 

Estamos hechos para crear en muchos y hermosos sentidos. Crear la vida de todos los días es una tarea profunda que si estamos dispuestos, vinculados con nuestro entorno, atentos a los hechos comunes, vamos a encontrar miles de ejemplos para rescatar. Este mes nos trae preguntas y reflexiones, hace tiempo venimos en ese camino, pero Marzo nos pone en alerta porque todo parece comenzar en este mes. Es la imagen del inicio de muchas cosas, entre ellas proyectos postergados, continuidad en nuestras distintas elecciones, es una imagen absolutamente creativa, como una hoja en blanco o una pared a punto de pintar.

Qué podemos pintar hoy que no sea el rostro de muchas mujeres caminando.

Pañuelazo 19/02/2019 Foto: Malena Abelenda

Y pensaba justamente en eso, en ese grupo de mujeres que han hecho historia, nos anteceden y direccionan: nuestras queridas Abuelas. Y pueden cambiar sus rostros, la vejez se mezcla en estos asuntos, pe

ro la mirada sigue ahí, en un horizonte que se prolonga con cada nieto recuperado.

Es que la mirada es la llave de las luchas, no los ojos, me refiero a la mirada, a esa cualidad que genera empatía con el otro, ser mirados es el primer acto de amor hacia alguien. Porque mirar implica reconocer y reconocer es sin duda un hecho amoroso.

El 24 de marzo nos acerca a un ejercicio reparador: hacer Memoria. Que no tiene que ver con recordar solamente sino cómo recrear las luchas de muchas mujeres, jóvenes y no tanto. La mujer en ese escenario político dispuesta a crear una nueva política, crear solidaridad, crear palabras llenas de valentía poniendo su cuerpo en cada jornada, como estudiante, como novia y como madre joven deseosa de un futuro distinto, creíble.

Marcha 24 de marzo 2018 Foto: Malena Abelenda

Y cuántas mujeres actualmente políticas, nietas recuperadas, son las nuevas voces de nuevas luchas y en nuevas escenas sociales. Casi como en cadena las Abuelas recogieron esas voces y las hicieron girar por décadas en una plaza de todes. Rostros y rostros de mujeres dejando una estela de voces que cantan y que pintan sus pueblos, sus provincias, sus barrios, con trabajo, educando, postergándose por muchos y diversos motivos. Pero quiero resaltar la potencia creadora, esa fuerza que nos empuja todos los días un poquito más, porque vemos que somos acompañadas por otras, otros, otres. Mujeres médicas, amas de casa, docentes, artistas, todas creadoras de mundos de mucha riqueza.

Afortunadamente muchas miradas nos encienden en este mes, nuestro mes, los que vienen, los que creamos a partir de nuestros deseos y nuestras conquistas.

 

Pañuelazo 19/02/2019 Foto: Malena Abelenda

Y en este marzo vamos a detenernos en el trabajo de una joven artista urbana, una más que interesante fotógrafa que recorre la ciudad registrando los rostros de esa multitud de mujeres llenas de vida y de color. Malena Abelenda saca su cámara entre miradas y gritos, aplausos y cantos, rostros emotivos que se muestran abiertos. 

Marcha Día de la Mujer 08/03/2019 Foto: Malena Abelenda

Y la cadena nunca se corta, desde Abuelas hasta las emblemáticas mujeres de hoy con sus pañuelos verdes, pasando por aquellas mujeres que dan vida con sus cuerpos de muchas maneras: todo el tiempo poniendo el cuerpo para la conquista y la libertad de sentirse plenamente vivas. Foto tras foto el mapa se arma y la calle se hace rostro.

 

Malena, 20 años

Amante de la fotografía.
Estudiantes de medicina
Joven militante por los derechos Humanos,
Acompaña activamente la lucha de las Abuelas y Mujeres.  
Voluntaria en barrios, en talleres de fotografía.