Recuerden las mujeres que dispersas las fuerzas se debilitan y que

para conseguir el bien común necesario es sacudir la apatía

y elevarse por encima del bienestar del momento presente.

Alicia Moreau de Justo

(1885-1986)