Los comienzos de los setenta fueron años turbulentos para el mundo en general y para Lennon en particular, quien junto a su esposa Yoko Ono estaban acostumbrados a  hacer de la controversia y la provocación un estilo de vida. Tras la traumática separación de The Beatles y una incursión en el mundo de las drogas pesadas, Ono y Lennon decidieron buscar ayuda probando la llamada «Terapia del grito primal» que llevaba adelante el psicoterapeuta Arthur Janov y que, de forma muy simplificada, se basaba en la idea de trabajar los traumas de la infancia hasta que los pacientes griten su dolor para poder superarlo.

La influencia del controversial método de Janov recorre todo  «John Lennon/Plastic Ono Band», el primer disco solista de Lennon post Beatles y aparece muy presente en «Working Class Hero». «Apenas nacés te hacen sentir pequeño (…) hasta que el dolor es tan grande que no podés sentir nada» comienza diciendo esta nada esperanzadora declaración de principios en la que John  afirma que «Un héroe de la clase trabajadora» es algo que un obrero puede encontrar como destino para su vida.

 «Working Class Hero» es un himno agrio, sombrío y descarnado que Lennon dedicó a los obreros del mundo. Otro himno, más universal, dulce y esperanzador, se editaría  un año después y se convertiría en su tema solista más famoso. Pero aquí no hay lugar para el piano dulce y pacífico sobre el que se estructura «imagine», todo lo que se escucha es una guitarra acústica tocando un puñado de acordes básicos y la voz de un Lennon confesional, enojado y caústico que apunta sus dardos contra la explotación y los traumas que el sistema capitalista  produce desde la infancia sobre la mente de los futuros asalariados.